de sonidos y colores

es que con los días se van descomponiendo los colores. aquel naranja que me

parecía tan naranja, aquel naranja tan vivo que me ofuscaba la vista. ya no.

el otro día el gato me trajo un pájaro. a veces se le da por traerme pájaros.

una semilla en el pico, una semilla que no supo alzarse, y unas cuantas

plumas azules volando por la sala. el naranja, ya no.

 

sí, hablo de su pelo. pero no quisiera ponerme cursi, no quisiera hablar de

pelos sino de colores. pero esos días ya no me alcanzan ni colores, por esos

días sólo me llegan unas pocas palabras. negro sobre lo blanco.

 

afuera se agita un árbol. y de pronto recuerdo que a veces la tierra también

da a la luz sonidos de metal. a veces, no sé, a veces creo que no quiero ni

siquiera que suene.

 

Alice Mar

 

Anuncios

polvo

hoy amanecieron sombras.

por la noche soñaba soles

aventando

desde mi ventana.

mi casa

todo un museo.

mi casa toda llena de polvo,

mi casa museando ausencias

que ya casi

ya no me anhelan.

 

poca pared

para mucha pintura.

poca pared,

y tantas esculturas

escupiendo rincones.

por las sombras, digo,

tantos torsos,

tantos

rostros

olvidados.

 

hoy recuerdo a las sombras

de mi casa.

un bisabuelo ausente

vomitando yeso

sobre los muebles.

desde mi cuarto,

una pared tierra-cota solitaria

me invita.

le hablo y de pronto me hago

también pared.

atrapada por la tinta que musita,

atrapada por la tinta

que pintorrea

mi ensueño.

 

si soñara

serian soles,

soles

pisoteando sombras.

 

pero hace mucho que no sueño

hace mucho,

no pintorreo

ni poema.

 

cierro la ventana.

y me aventano

en el polvo

que se amuebla.

anhelando soles,

amaneciendo sombras.

atrapada

en una pared

que siempre dormita

sus ausencias.

 

Alice Mar

 


blanco

Vês?! Ninguém assistiu ao formidável

enterro da tua última quimera

Augusto dos Anjos


Lo que importa es el flechazo, no el blanco

José Leama Lima


Hoy amanecí

con los ojos hinchados de hormigas.

Ayer reventaba flores blancas

y desde el vaso todavía rebotaba

la parca espuma

que deriva de su boca.


Ayer flores blancas,

hoy yo toda hormigas.


Por la noche eran hachas azules

achacándome de leve el sueño.

Una paloma somnámbula

que lenta se asomaba a mi ventana.

Desde el grifo,

el agua aún goteaba

acompañando acaso el compás

de mis últimas quimeras.


Todo blanco,

todo blando,

todo como

que en espera.


Pero de pronto

se apresura el reloj.

El maquillaje se despega de mis párpados

y como una mancha inmensa

me mancilla la almohada.

Se apresura el reloj,

se me desploman las pétalas,

en tanto yo

mojada,

anhelando todavía primaveras.


Hoy me desperté

con la boca abarrotada de hormigas.

Después de todo, flores blancas,

todo hormigas.

El grifo todavía goteando,

espuma rebotando,

semillas

brotándome de las sienes,

pétalas

primaverando zafacones.

El gato que se estira

y no lo sabe.


Nadie se acerca,

nadie toca a la puerta.

Y entonces sé

que mi espera ha sido perfecta.


Flores blancas.

El gato goteando espuma

desde mi boca.

Palomas convertidas en murciélagos,

palomas como promesas

de flores muertas.

Todo blanco,

yo espera.

Unas cuantas semillas,

cenizas

sobre mi silla,

y otra cortina

que ya pronto sobre mis sienes

se encierra.


Alice Mar



después de todo

y después del silencio,

silencio.

un mar de flores blancas

como muertas en el suelo.

pero flores

al fin.

 

after all, flores blancas

muertas como se muere

la ventana cada vez

que tú no pasas.

 

antes también

era el silencio.

 

silencio

sobre

silencio.

 

un ramillete de muertes

convertidas en rosas.

 

están cayendo

hojas blancas

sobre tu cabeza.

 

y no es que te espere,

no es tanto eso

como que se pase el día

sin que yo lo note.

 

flores trenzando gargantas.

margaritas ahorcadas

debajo de mi cama.

 

por ahora sólo sé saber las cosas.

un ojo como de papel,

un niño subiendo escaleras

una mujer hecha de sol

quemándome las pestañas

 

y el alma toda magullada,

mi alma toda de rodillas.

 

puede que se joda la cosa.

en este punto…

puede que se joda esto

tan bonito

que apenas

des-pe-ga-ba.

 

after all, flores blancas.

de muerte mancilladas,

pero blancas.

 

después de todo.

 

Margarita Pintado Burgos

 


sombras de los días a venir

Mañana

me vestirán con cenizas al alba,

me llenarán la boca de flores,

Aprenderé a dormir

En la memoria de un muro,

en la respiración

de un animal que sueña.

 

Alejandra Pizarnik